La escuela N°28 Bartolomé Ayrolo de CABA es una institución educativa para niños, adolescentes y adultos sordos y tiene a su lado el llamado Palacio Ceci, que perteneció a Alfredo Ceci y a sus 4 hermanos.

Luego del fallecimiento de los Ceci, el Palacio fue cedido a Bartolomé Ayrolo fundador de la primera escuela para sordos de América Latina, la cual aún continúa funcionando. En los últimos días desde la comunidad denunciaron un intento de expropiación del Palacio Ceci con el objetivo de instalar allí el Distrito del Vino, un emprendimiento privado.

La iniciativa alertó a la comunidad quien se movilizó para reclamar ya que consideran al Palacio «la cuna de la comunidad sorda argentina». Allí centenares de niños crecieron, se prepararon, se formaron, y cuando estuvieron listos regresaron a las distintas provincias del país, creando allí más de 40 asociaciones de sordos que aún hoy continúan activas.

Durante el abrazo al Palacio, los principales referentes de la comunidad explicaron que «las autoridades no tienen ni idea de lo que significa a nivel cultural, ni tampoco les interesa resguardarlo, solo quieren expropiar para hacer sus negocios».

Cabe destacar que desde distintos ámbitos vinculados a la comunidad sorda se han presentado diversos proyectos pero ninguno ha prosperado. En varias oportunidades incluso, se le ha solicitado al Gobierno de la Ciudad que se acondicione para darle continuidad al lugar con fines educativos. Tampoco hubo respuestas positivas.

El Palacio Cesi es de gran importancia para nuestra comunidad porque es parte fundacional en la historia de nuestra lengua de señas la LSA y gracias a quienes pasaron por allí, la LSA se ha expandido a todo los rincones de nuestra República Argentina.

Por ahora la expropiación está frenada y el GCBA se comprometió a conformar una «mesa de trabajo» con la comunidad educativa.